sábado, 20 de agosto de 2011

8vo Cap: Reencuentro

- Bien- entramos al portal de la mano lo mire él asintió y nos dirigimos a un mundo desconocido.... para mi
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


- Ahhh- grite muy fuerte pues estaba cayendo al ¡¡vacío!! , cuando menos pensé ya estaba de cara contra el ¿pasto?- Que significa… ¡auch! Duele muchísimo
- Se me olvido enseñarte aterrizar- dijo James
- ¿Enserio? ¡Me voy!- grite
- No tienes a donde
- ¡Claro que sí!- dije muy furiosa- “pelos de escoba chueca, la materia y la masa quiero volver a mi antigua…
- ¡No!- grito James, quien me acorralo contra un árbol me puso una mano en la boca y con la otra me cogió el brazo con el cual pretendía realizar el hechizo, estábamos demasiado cerca y aguante las ganas de besarle, entonces me arme de ganas y lo empuje, él cayó de espaldas, ¡guau! Aquí mi fuerza era mucho mejor y no pude evitar sonreír cuando lo vi pararse, su espalda estaba llena de barro- ¡ash! Ya me arruinaste la camisa- se la quito y eso dejo ver sus muy bien formados músculos y su abdomen ´*-* casi me desmayó pero de nuevo recobre fuerzas para poder no sonrojarme o morderme el labio inferior a tan sexy espectáculo, hizo magia y se puso una camisa negra
- ¡Tenías que quitártela para hacer magia!- sentí como toda la sangre se me subía a las mejillas y el no lo noto menos mal señor es que él tenía que hacerme sentir así, como odio tener sentimientos hacía él lo mandaría a volar si no fuera porque me perdería en un abrir y cerrar de ojos en un lugar desconocido para mí y aunque no quisiera admitirlo lo amaba
- No, pero huele horrible tengo el presentimiento de que eso no era barro- e hizo una mueca de disgusto- no me iba a quedar con eso ni un segundo más
- Eres vanidoso y egocéntrico James Luckwood- dije muy disgustada
- ¿Y eso a ti qué? ¿Te importo? No ¿cierto? Entonces no te metas- claro que me importas quería decirle pero mi estúpido orgullo no me lo permitía
- No, no me importas- dije intentando mantener la voz de tal forma que él no se diera cuenta de lo sobrecogedoramente importante que era para mí. No podía llegar y decirle que lo amaba cuando hace dos días creo le había dicho que no me interesaba
- Ya vámonos- me cogió del brazo últimamente estaba muy brusco
- ¡Au!- grite
- Lo lamento pero es que eres tan lenta- y sonrió con todas sus ganas, yo logre zafarme y le mande una mirada asesina, se puso serio y siguió de guía
Llegamos a un pueblo hermoso enserio era tan brillante y lleno de coloridos, parecía de día pero no lo era, la gente paseaba unos con trajes de época y otros con túnicas pero me miraban raro, como “¿qué es esa forma de vestir?” me encogí de hombros, sentí unas punzadas de celos cuando varias chicas le mandaban un beso a James y este se los devolvía, rabia sí, eso era pero no podía culparlo quien fue la chica tonta que lo rechazo sí, yo, decidí pensar en otra cosa lo que fuera todo menos en esos asquerosos celos Molly tranquila debes demostrarle que no era una chica más del montón decía mi voz, eso era cierto, mi voz ya estaba siendo mucho más sensata y de utilidad. Era raro poner a mi voz como otra persona pero ¿qué opción tenía? No conocía a nadie excepto a James e íbamos rumbo a conocer a mis padres eso no era algo normal, por lo que intentaba armarme de todo el valor qué tuviese. Pasando por casas hermosas no pude contener una pregunta que tenía en la mente era para mí pero la solté
- ¿Cuál será mi casa? Todas son hermosísimas- James sonrío como si fuera cómplice de algo, me gustaba verlo así- ¿porqué sonríes?- la hermosa sonrisa desapareció y puso su cara seria ese humor ya me estaba hartando
Pasamos casas y casas yo ya estaba muy cansada ´0_o
- Paremos por favor- dije
- Ya casi llegamos
- ¡¡Pero ya salimos del pueblo y ya han pasado quinientos noventa mil segundos!!
- No seas floja, sigamos- lo mire con pucheros, pero entonces me cargó como un bulto
- ¡Bájame! ¡AHORA! ¡JAMES LUCKWOOD QUE ME BAJES!- grite
- No, estas cansada es más fácil llegar así y menos lento
- Pero… pero ¡AHHH!- grite pegándole en la espalda él siguió con su paso, grite y grite hasta que mi boca se secara- ¡James bájame por favor!- dije casi sin aliento
- Llegamos- y me dejo cuidadosamente en el piso, mis piernas se habían dormido y casi me caigo pero James me atrapo y nuestros labios quedaron a centímetros él estaba a punto de besarme pero un señor carraspeó ¡rayos!
- Buenas noches señor Luckwood- dijo un señor que aparentaba los cuarenta y era calvo, parecía cuidar la puerta de un ¿castillo?
- ¿Qué hacemos en un castillo? ¿Es tu casa?- pregunte
- No, la tuya- abrí los ojos como platos
- A no, eso claro que no. Es un rotundo NO- dije, él puso los ojos en blanco y me volvió a cargar como un bulto, grite para que me bajara pero no lo logre, él señor que cuidaba la puerta estaba sonriendo- señor míreme venga por favor ¿ayúdeme si? Tengo…tengo veinte dólares… por favor- él señor se carcajeo y yo puse cara de pocos amigos- ¡¡¡Que hospitalario ¿No?!!!- grite
- ¡¡¡Basta ya de gritos Molly Ströginsüi Tanner!!!- me dijo James- te va dar algo
- ¿Te importa?- le dije
- Sí, quiero decir no, quiero decir…- me reí
- Cierra los ojos
- No
- Aguanta la respiración
- No
- Te dará algo- me cargo a caballo y me dijo- sostente- aguante la respiración, cerré los ojos y me sostuve, cuando era  terca siempre me salía mal todo- Ya llegamos- abrí los ojos y ¿ya habíamos llegado?
- ¿Pero qué?- dije
- Mitad vampiro, súper velocidad ¡da!- puse cara de pocos amigos
- Bueno- entramos y vi un chico de ojos azules apuesto con algo de barba y bigote pero muy lindo y joven
- ¡Hola amigo!- dijo el chico lindo a James, amigos como no tenía que ser- Hola preciosa doncella- me dijo, note a James demasiado tenso, a pesar de eso le di la mano pero él la cogió y me dio un beso en la mano, yo me sonroje y vi como James quitaba mi mano de sus labios- Soy Ronald Toller Rush- y me sonrió
- Soy Molly Ale…- James me miro- ¿qué? Así me conocen y así me conozco- el chico nos miro interrogante- Esta bien, mi nombre es Molly Ströginsüi Tanner- dije, el chico me miro con los ojos abiertos como platos- Strö… ¡ES ELLA JAMES!- James asintió y el chico me abrazo, yo me sonroje- tu…eres mi prima perdida ¿pero cómo? ¡James! ¿Cómo lo hiciste?  ¡Mis tíos se van a poner dichosos!- yo le sonreí- eres preciosa si no fuéramos de la familia estaría muy feliz de ser o tu novio o por lo menos tu pretendiente eres divina, es que con una madre como mi tía…- James estaba rojo- ¿Qué te pasa James? Es tu novia- yo me sonroje
- La verdad…- dijo James
- Es que no…muchas gracias por tu alago primo- dije y sonreí
- De nada ¡debemos hablar Molly! Mis tíos van a estar más que dichosos y James ¿porqué ese ataque de celos?- yo mire a James quien fulminó con la mirada a Ronald
- Oh, debiste haber confundido James no debe estar celoso- dije
- Eso es lo que crees primor- dijo mi primo y yo me sonroje
- ¡Lárgate Ron!- dijo James- ¡¡la estas poniendo muy nerviosa!!
- ¿Ya le contaste sobre tu don?- James estaba que lo estrangulaba
- ¿Don?- pregunte
- James puede leer la mente- yo me quede paralizada había escuchado mis pensamientos me puse roja como un tomate ¡Dios! ¡Él los escucho siempre! Ron lo miro satisfecho y salió del castillo
- ¡¡¡¡¡ ¿Qué tu qué?!!!!!- grite el me silencio con la mano
- Sí, puedo leer la mente pero no puedo leer la tuya, ni la de tu madre, ni la de tu padre sus niveles de pensamiento son mayores a mi límite por lo que sus pensamientos son un misterio para mí- dijo algo frustrado ¡uff! Eso me bajo la tensión mis pensamientos eran solo míos y no los compartía- Sigamos por favor- asentí subimos escaleras y escaleras y más escalera hasta que de nuevo me agoté odiaba ser la única pues James parecía no cansarse
- ¿Es qué tú no te cansas?- pregunte
- No- dijo satisfecho me ayudo a levantar y llegamos a una gran puerta de color negro era hermosa y muy antigua. Dos guardias abrieron, pero estos no tenían gafas negras ni corbatas, eran trajes muy bien diseñado y dorados, entramos y al final de la estancia había un hombre hermoso sentado en una silla que parecía de oro y diamantes al igual que la mujer preciosa y me recordaba a mi bueno ella era más hermosa pero sus ojos, me salió una lágrima, ella al igual que señor estaba sentada en una gran silla de oro y rubíes
-  James… ¿qué necesitas?- pregunto el hermoso hombre- ¿Quién es la chica?
- Es una persona muy especial es su…hija- dijo James haciendo una reverencia, yo me incline pero James me dijo que saludara
-Hola-dije la mujer me miro
- Tu nombre- dijo fríamente, yo me encogí ante su tono
- Mo-Molly- tartamudee
- Bien Molly te hare una prueba no te importa ¿cierto? Es porque debo estar muy segura cariño- dijo con su voz más suave
- No im-porta- tartamudee ¡rayos! Ella chasqueo los dedos y dos guardias entraron con una ¿flor?
- Pequeña te explico solo mi hija legitima puede abrir el cristal ni siquiera yo- dijo con una mano en mi hombro me voltee y estaba ahí
- Soy rápida- y me sonrío era hermosa demasiado
- Va-vale- tartamudee otra vez, me acerque y tome aire acto seguido abrí el cristal y cogí la flor olía delicioso- Huele muy rico-dije, la señora cayó de rodillas y el hombre que estaba sentado se paro y corrió muy rápido digo muy rápido en menos de un segundo ya estaba ahí, la mujer comenzó a llorar
- No sabes cuánto tiempo he esperado para este día-acto seguido me abrazo- hija mía te quiero- el hombre se acerco y comenzó a llorar pero sin sollozos como la mujer, estaba muy confundida todo lo había creído pero nunca esto, los abracé eran mi familia ahora y verdadera
- Yo…de verdad pues todavía estoy intentando asimilar esto de tener otros padres, pues fui adoptada
- No importa pequeña este reencuentro es muy especial- no dejaban de abrazarme- y podrás hacer lo que se te plazca y nos ganaremos tu cariño con mucho amor y dedicación- sonreí el día había terminado muy bien
- Bueno…ejem…yo me voy pues estoy haciendo un mal cuarteto aquí- dijo James
- Muchísimas gracias Luckwood nos has hecho muy felices te daremos el gran honor de ser un BOTTOM-dijo mi padre, James agradeció el ofrecimiento pero lo rechazo
- Estoy muy bien así-dijo- yo no hice esto para un honor si no por ustedes reyes
- Gracias- repitieron mis nuevos y verdaderos padres, él hizo una leve reverencia y se iba a ir
- James- dije, él volteó- gracias
- Felicidades- y salió de la gran estancia

Una hora después, ya tenía un hermoso cuarto y mucha ropa, ya no me verían mal por mi vestir además de varias coronas de oro y plata y muy decoradas, yo no era ambiciosa pero debía admitir que la idea de ser princesa me encantaba, me puse una pijama y salí al corredor baje unas escaleras y antes de seguir vi a James pero estaba besándose con una mujer muy apasionadamente, mi corazón latió desembocado, había sido una completa imbécil, él solo me había utilizado, unas lagrimas salieron y yo estaba muy triste volví a verlos ¿para qué lo seguía haciendo? A sí, para no volver a ser tan estúpida y enamorarme, a los segundos sentí una mano cálida y voltee a mirar o no era…

5 comentarios:

σέξι βαμπίρ dijo...

ESTE ES EL OCTAVO CAPITULO DE LA HISTORIA ESPERO LES GUSTE Y COMENTENN!! :) :D

Luz. dijo...

me encanto...
James no me
esta cayendo
bien :(
tu novela me
recuerda mucho al
programa Grachi...
me encanta...
besos y cuidate...
espero el siguiente
capitulo...
chauuu

σέξι βαμπίρ dijo...

no lo habia pensado si tiene algo para mi pero claro mi historia no va por ese lado es todo lo que les digo!! XD

Mariana dijo...

Hay no!
Me encantaba James, tan tierno y lindo... Pero ahora esta besandose con una ¬¬ Ta, ya no me cae bien :(
Ella estaba tan contenta... :(
Publica pronto!

σέξι βαμπίρ dijo...

lo que sucede es que no podia poner a James Perfecto! pues me gusta llevar las cosas un tanto real aunque esto no tenga casi nada real XD pero de todas formas se daran cuenta de porq razón el beso a la chica pues el proximo Cap sera POV JAMES bye comenten porfa!!!