domingo, 13 de mayo de 2012

27vo Cap: Sorpresa Dolorosa


Pov Molly

Tomé un trago de aire, me acomodé en el sanitario del cuarto de baño e intenté organizar las ideas que se enloquecían en mi cabeza con rapidez y sigilo. Vale. Respiré aun más hondo y conté hasta 10. Hijo...y las lágrimas se interpusieron en mis pensamientos, dejándome hecha un manojo de nervios. Esta etapa era extraña, incluso para este mundo, todo era tan extremadamente subnormal que darme cuenta de que me encontraba embarazada daba un vuelco total en mi ser. ¿Qué haría yo con un hijo de...? de ése.

Vamos, esto debe ser una broma. Debo estar alucinando. Bum. Patadas en el estómago. ¿Mi subconsciente me jugaba una broma?
-Yo no estoy embarazada-otra patada en el estómago negó mi afirmación. Me acurruqué en un ovillo sin saber que pensar. De esto jamás huiría. Hace poco tiempo era una joven humana con una vida tan corriente que era aburrida, y al siguiente día me daba cuenta que era adoptada y que mis verdaderos padres son los reyes de un mundo mágico. Embarazada. Embarazada. Embarazada. Embarazada. Embarazada. Embarazada. Embarazada. Embarazada. Mierda.

Solamente debía ser de esos sueños irracionales de los últimos días. Dios mío. Despierta, Molly, vamos...despierta. ¡Despierta!

Me desperté atolondrada en mi cama con la colcha de las sábanas casi impregnada a mi cuerpo. Suspiré. Vale, me había levantando, así que todo era algo estúpido que se había creado pasaderamente, un sueño imposible. Fui hasta al baño y me encerré, todo estaba muy normal. Me senté a realizar mis necesidades, mientras miraba cansada a todos lados y me percaté de pronto de una caja azul.

-Ay no-la tomé rápidamente y me obligué a cerrar los ojos, cuando los abrí, la prueba estaba intacta y aparecía el mismo + de mi sueño, de mi sueño real. Mi corazón latió con fuerza, como si fuera un acelerador de un auto viejo y descapotado. Patadas en el estómago y unas náuseas incontrolables, terminé lo que hacía y me duché con rapidez, pensando, más bien sollozando y posando los brazos alrededor de mi abdomen aun plano, aun. El agua caliente caía en un afán desmenuzado, no había tiempo que parara, ni circunstancias que cambiaran, solamente la pena...si, la pena. Otra vez unas pataditas, pero se sentían más vacías, como si el bebé que crecía dentro de mí estuviese triste. Tal vez me entendiera, solo tal vez, que podría saber yo, esto no era un lugar de cuerdos. Me salí de la bañera y me envolví en una toalla, el agua caliente no me había servido mucho para calmarme, todavía me encontraba un estado un poco deprimente si alguien me llegaba a ver, deprimente y colérico, cambios drásticos, bipolar. Buf. bipolar.

El niño en mi interior se removió inquieto, vacié una de las cajas-regalo de mi cumpleaños que no me atrevía a abrir, o por lo menos, no me eran necesarias, mi cumpleaños numero 18, solo había traído dolor durante estos meses, dolor, vivo, de esos que te abren el pecho y te arde como ponzoña de vampiro. Me vestí con unos jeans como de militar y una camiseta a cuadros


Toc, toc. Me estremecí, el bebé se inquietó, esto podía ser molesto, que no me dejara pensar con claridad, pero prefería esto, si, le quería, lo sentía en mí, le amaba.

Abrí la puerta de mi dormitorio e hice una mala cara al ver con quien me encontraba, justo la persona a la que menos necesitaba. Ron Toller.
-¿Qué quieres?-refunfuñé
-¡Guau, que forma tan hermosa de tratar a tu primo!-gruñí-Okay, yo ni quería venir, te iba a dar noticias de tu madre pero...-abrí los ojos como platos
-¡Para!-le espeté-cuéntamelo...-alzó una ceja, como esperando más-ahora mismo, por favor-asintió. Sin tomarse las molestias de preguntar pasó a mi habitación. El niño se removió con más rapidez, no sabía como controlarlo, me daban arcadas, dolía y bastante. Ron se sentó en la cama



-Mira, no ha mejorado-habló con tristeza, para él, mi madre era una diosa del Olimpo-va de mal en peor, de mal en peor y de mal en peor, no cambia y parece que el veneno la recorre con más rapidez, mi tío, bueno, tu papá...piensa que esto lo ha causado un hechizo Valorti por parte de algún enemigo de tu madre o si fuese el caso, y espero con toda esperanza que no sea eso, fuera un Kriptonigys
-¿Qué es Kripto...Kripto...eso?-respiró hondo con los ojos cansinos, parecía que se había quedado velando toda la noche
-Es algo que ni te imaginas Molly, y no te lo pienso decir, no puedo permitir que vayas a vivir pesadillas por mi culpa
-¿De qué hablas? Cuéntamelo, no me hagas rogarte Ronald Toller Rush-negó con la cabeza
-Jamás lo haré
-Ronald, no me hagas esto, quiero saber el estado de mamá y sino me dices tú, preguntaré a alguien más...hasta que pueda encontrar la respuesta-suspiró
-Terca.
-Como una mula-dije yo. El niño pataleó con fuerza, me obligué a contener el dolor, no le contaría a Ron que estaba embarazada de Ja..Jam...
Si, seguía siendo bastante difícil pronunciar su nombre, aún en mi cabeza. Dolía...como una herida en el pecho tan abierta, que a veces ni me dejaba respirar.
-Está bien, mira, un Kriptonigys es un ser de la noche, no es bueno encontrarse con uno en plena luna llena y en una noche tan oscura, es cuando...bueno, hay menos alternativas de sobrevivir-me estremecí-es de color azabache, tiene los ojos de un azul cristal y las pupilas son tan diminutas que de veras, es terrorífico...tiene bastante pelaje, como los lobos... ¿alguna vez has visto lobos oscuros?
-Créeme, puedo decirte todos los detalles de ellos-recordé ese día en el bosque cuando estuve a punto de ser asesinada por una manada de lobos oscuros, Gabe y su pandilla habían ido a por mí y por un pelo me salvé de esa terrible muerte segura, decidí evocar ese recuerdo, porque Ése me había tomado en brazos y se había quedado toda la noche velando por mí, falsamente. 
-Pues, bueno, son así de peludos y tienen alas negras como de murciélago... ¿has visto a esos?-hice cara de pocos amigos
-Mira, Ron...nunca he estado en una burbuja, en mi mundo humano, se veían demasiado a menudo.
-Vale, lo siento. Entonces...pues así son, sus dientes son como cuchillos...letales a la hora de arrancarte la piel del hueso-necesité inspirar hondo para no estremecerme-y su veneno...-sus ojos se apagaron y volvieron a encenderse-en cada especie actúa de forma distinta, más letal en unas y menos letal en otras. 
-Me podrías decir...
-Si, déjame seguir-asentí-en vampiros es casi inmune, pues...ya llevan veneno en la sangre...por lo que si mucha les da fiebres altas y mucho dolor en el cuerpo, en hechiceros es algo un poco más...ya sabes, si me mordiera uno, estaría probablemente con amnesia progresiva y de veras parecería muerto, sino respirara-no pude evitar estremecerme esta vez-en cuanto a los híbridos, depende de transfusiones de sangre de las especies que tiene, por ejemplo, tú tendrías que beber la sangre de tu padre y de tu padre-hice una mueca-tus ojos estarían cristalizados completamente y podrías presentar vómito fuerte, también tu color sería remplazado por uno verdoso y tu cabello estaría gris como el de una anciana...tendrías amnesia y otras cosas...que mejor ni te nombro-asentí-y en cuanto un ángel-se mordió el labio-amo demasiado a mi tía que ni deseo hablar de esto, pero es por lo que vine ¿no? Haber...en ellos actúa casi parecido que los hechiceros, además de que suda y se casi no puede hablar...lo siento Mol, me duele mucho para seguir-asentí de nuevo
-Vale, no te preocupes...no necesito saber más...entonces...¿es posible que le haya mordido un...?
-Si, mi tío no quiere creerlo, sería muy posible que muriera en semanas y máxime un mes-me estremecí, el bebé sintió la presión de ese dolor y comenzó a patalear con más fuerza-yo espero que no, pero...los síntomas van de acuerdo con su especie...tiene la maldita herida en el cuello...aunque el hechizo Valorti, también la deja...pero no sé Mol, yo lo presiento y de veras tengo miedo...si ella muere yo me iré con ella-me sorprendí ante las palabras de mi primo...esto era exagerado por su parte por el de mi padre hubiese sido demasiado razonable e incluso me hubiese puesto a sollozar e intentar darle fuerzas para que no me dejase pero ¿Ron?
-Ron... ¿porqué tienes ojeras?
-Me quedé cuidando toda la noche a mi tía con mi tío 
-¿Tú no estarás enamorado de mi madre o si?
-No, Molly...es algo más fuerte...es como una madre para mí, una diosa...alguien a quien amo, pero  no ese tipo de amor con el cual la ve mi tío, es distinto, menos especial pero más fuerte...ella es... todo.
-Ronald, de veras lo lamento...yo la amo demasiado, llevo su sangre en mis venas y más que eso, crecí en su interior...pero el dolor ya es parte de mi vida, el destino me ha dado fuerte en el pecho e intento ser fuerte con todo lo que pasa y recaigo...es como un círculo vicioso...se acaba o se merma un dolor y viene otro con más fuerza...más potencia. 
-No me siento como tu, Mol, sé que has pasado por cosas mucho peores y una tras otra pero...yo quiero demasiado a mi tía, no deseo perderle...no puedo...eso no me ayudaría si quiera a sobrevivir
-Mi padre sabe de esto que sientes por mi mamá
-Si, obviamente, y me comprende...jamás me atrevería a dañar su amor...porque no es el mismo amor, como te explico, sabe que el sufrimiento de mi tía es su sufrimiento y el mío a la vez...ella comparte su amor tan fácilmente...realmente jamás como lo hace contigo y mi tío Gregory...pero me lo expresa tan rápido y con tanta calidez...
-Que quisieras jamás despertar...-asintió, yo había vivido algo parecido pero con Ése. No pronunciaría su nombre ni en pensamientos 
-Bueno, Mol debo ir a la academia 
-Claro, ve....-me dio un beso en la frente, me sentí horrible luego de la conversación por haberle tratado mal en la entrada-Oye, lo siento
-No importa Molly-me embargaron unas ganas de...de...
-¿Ron por casualidad has tenido contacto con...Ja...Ja..Jam...?
-No Mol. Nadie lo ha visto...nadie sabe nada...yo menos, de veras que me defraudó, pensé que solo te diría algo o te llevaría a otro lugar pero te juro que cuando te vi acurrucada y sollozando en los brazos de ese lobo, Gabe George Stuare, me sentí una persona horrible, te envié al dolor en tu cumpleaños más importante
-No importa Ron, tú que ibas a saber que él haría eso. No importa
-Tú le sigues amando, demasiado
-No, por favor...como crees que yo..-alzó una ceja incrédulo, el niño pateó como si decidiera por mí que debía aceptarlo...así me doliera en el alma-si Ron, con todo el corazón, le amo y le deseo...no sé que haré si le llego a ver en algún momento, no sé si reaccionaré tirándome encima suyo y rogándole que vuelva conmigo o lo echaré o me iré...o-y la abertura en el pecho era cada vez más fuerte, había alimentado al monstruo de la soledad, aquel monstruo que Gabe no había podido exterminar con su amor y cariño, el bebé no se removió ni hizo nada...me preocupé un poco y dirigí mis manos a mi abdomen sin si quiera pensar que pudiera pensar Ronald acerca de mi acción. 
-Lo siento, por revivir el dolor-asentí
-Sé que lo sientes primo-comenzó a desplazarse hacia la puerta pero se volvió un instante
-Molly ¿estás bien? es que te ves...muy pálida...y todo el tiempo haces muecas raras y... ¿acaso te duele el estómago?-el color huyó de mi cara
-No...No pasa nada...yo...Ronald me siento cansada no me preguntes nada ahora
-Como quieras-salió por la puerta tras un portazo y yo me lancé a mi cama con la sangre en la cabeza
Casi, por poco y se da cuenta de lo que me pasaba, el bebé pateó mi útero.
-Ahora no, corazón, ahora no-me palmeé el abdomen 
El bebé se calmó en mi interior


Hoy era el baile en el que las jóvenes doncellas, duquesas y yo escogeríamos esposos, resultaría creíble que hace un par de meses mi elección fuera única y sin ninguna duda, hoy era diferente, a Gabe lo amaba de forma increíble pero jamás se compararía, nunca en la existencia de mi vida habría un amor como el de Ése. 

Subí a visitar el lecho de mi madre. 

Se encontraba acostada y enfermiza, sin color en el rostro y los labios secos, parecía manchada y su cabello había perdido el color tan bonito que yo le había heredado, temblaba cada diez segundos y veía como entre Ron y mi padre le intercambiaban una manta por una bolsa de hielo y volvía y se repetía. Puse una mano en el hombro de mi padre, él la tomó y la besó
-¿Cómo te encuentras?-le pregunté
-Muy exhausto y triste-respondió con sinceridad
-Lamento no estar a tu lado papá-me hizo sentarme en su regazo
-Ay, hija mía...creo que has pasado momentos tan duros...no importa cariño, no importa
-¿Y cómo se siente...?
-El está igual que yo, la ama...hasta un punto claro, verla así los devasta, igual a mí
-Guau, no entiendo...como haces para permitir los sentimientos de Ron, osea yo le amo y me entristezco en cuanto lo que le...bueno entiendes-él asintió
-Es un chico, Meridia es su amor y lo entiendo porque la experiencia de vida me lo permite
-¿Irás al baile?
-No, cariño y tu primo tampoco...no lo desea hoy
-Lo entiendo
-Bueno ve a arreglarte...no debes hacer esperar a ningún pretendiente...-me sonrió, pero esa sonrisa no llegó a sus ojos, lo besé en la frente.


Me duché con rapidez, el bebé no molestó, así que me probé un vestido elegante y me encantó, luego el peinado que fue un poco difícil pero me quedó estupendo, y el maquillaje, utilice tonos oscuros con plateado un poco más arriba:





Miré por la ventana, las personas ya comenzaban a llegar, esperé una hora y luego bajé las escaleras, el bebé se movió un poco pero fue relajante, todos me aplaudieron y enganché mi brazo con el de Gabe que me besó en la mejilla, el bebé comenzó a removerse más y de pronto una voz en mi cabeza me dejó paralizada
Él no es mi padre
Mi cabeza dio vueltas, Gabe me susurró un "¿estás bien?" y yo solo pude asentir, nos sentamos a charlar por un rato muy largo, luego Gabe me sacó a bailar, otra voz en mi cabeza me hizo de tripas corazón
¿Por qué remplazas a mi papá? ¡Yo quiero a mi papá!


Nos sentamos y luego de un momento a otro alguien me estiró la mano
-¿Bailamos?-sonreí y le miré, no me lo podía creer era James...

¡Papi!
¡Papi!


susurraron las dos voces y mi corazón se apuñaló....




2 comentarios:

Luuz. dijo...

EMBARAZADA???????????
wooooooooooooooo
no lo puedo creer, hace
mucho tiempo no te leia
pero valio la espera
ella le puede escuchar al
bebe que emocionante...
sigue asiiiiii!!!
y publica pronto plis...
bueno, besos !!!

Mariana dijo...

Por dios!
Te voy a mataaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaar Lau!
Como nos dejas así? Después de tanto tiempo vienes y me dejas una intriga del tamaño de la Luna!!!
Cuántos meses tiene el bebe?? Habla! Y Patea!!!!!!!!!!!!!!!!!!
James! Apareció mi amor de nuevo!!!
Vas a tener que publicar cuanto anteeeeeeeeeeeeeeeeeeeees!!!!!
Her! Todavía no pude contestarte en facebook pero hoy seguro lo hago!!
Un beso linda!